Leslie Van Houten

XZC3LUHMEFFHDEGORXKLLLKO3Y 

Historia de Leslie Van Houten.

¿Quién es Leslie Van Houten?

Leslie Van Houten nació en una familia de clase media en el sur de California en 1949.

A finales de 1968, conoció a Charles Manson y su«Familia», se mudó a su rancho y se enamoró de Manson. Menos de un año después, Van Houten entró en la casa de Leno y Rosemary LaBianca y participó en el asesinato de Rosemary, apuñalándola aproximadamente 16 veces. Van Houten fue declarada culpable de asesinato y condenada a muerte. Sin embargo, su sentencia fue automáticamente conmutada a cadena perpetua cuando California prohibió la pena de muerte.

En septiembre de 2017, Van Houten compareció ante un panel de libertad condicional de California por 21ª vez. El gobernador de California, Jerry Brown, quien rechazó su libertad condicional en 2016, debe decidir si la libera o no.

 

Vida temprana.

Leslie Van Houten nació en Altadena, California, el 23 de agosto de 1949. La segunda hija de una familia de clase media, era extrovertida y atlética en su juventud y en la escuela secundaria se convirtió en princesa de regreso a casa.

Sin embargo, durante ese tiempo comenzó a experimentar con drogas como la marihuana, el hachís y el LSD, que tomaba cada vez con mayor regularidad. En un momento dado, durante su adolescencia, también huyó brevemente con su novio al barrio Haight-Ashbury de San Francisco, un centro de la contracultura de la época.

 

Unirse a la «Familia Manson».

En el verano de 1968, Van Houten conoció a Bobby Beausoleil y Catherine «Gypsy» Share, y comenzó a viajar con ellos. Poco después de conocerse, Share comenzó a contarle a Van Houten sobre un hombre llamado Charles Manson, a quien ella describió como semejante a Cristo y que tenía las respuestas a todas sus preguntas.

En el otoño de ese año, Van Houten, de 19 años, el miembro más joven de la «Familia», y los demás, vivían con Manson en el Rancho Spahn en las afueras del Condado de Los Ángeles, pero en 1969, el mensaje de Manson cambiaría de paz a uno de revolución y violencia.

 

Asesinatos de Manson.

Pronto, dijo Van Houten, «Todo lo que hicimos fue escuchar el álbum «White» de los Beatles y leer [el libro bíblico de] Revelaciones «.

Manson tenía visiones de una guerra racial, y tenía un plan extraño para instigarla, comenzando con los asesinatos de la modelo/actriz Sharon Tate, la esposa del director Roman Polanski y, otros, el 8 de agosto de 1969.

Aunque Van Houten no estuvo directamente involucrada en esos asesinatos, la noche siguiente participó con Charles «Tex» Watson y Patricia Krenwinkel en los asesinatos de Leno y Rosemary LaBianca, durante los cuales fue responsable de infligir 16 de las más de 40 puñaladas que recibió LaBianca.

 

Vida en prisión.

A finales de 1969, toda la familia Manson fue arrestada y acusada por su participación en los brutales asesinatos que horrorizaron al país. Los juicios subsiguientes desarrollaron rápidamente una atmósfera circense debido a la extraña conducta de los acusados y al frenesí de los medios de comunicación por sus horribles crímenes.

El 29 de marzo de 1971, Van Houten fue declarada culpable y condenada a muerte. Sin embargo, la subsiguiente prohibición de la pena de muerte en California conmutó automáticamente su sentencia a cadena perpetua. En un nuevo juicio en 1977, fue declarada culpable de asesinato en primer grado, pero su cadena perpetua incluía la posibilidad de libertad condicional. En abril de 2016, después de 19 audiencias previas sin éxito, una junta de libertad condicional recomendó que Van Houten fuera liberada. Sin embargo, el gobernador de California, Jerry Brown, que tiene la autoridad para mantener o vetar la decisión, se negó a liberarla, afirmando que representaba «un peligro irrazonable para la sociedad si era liberada de la prisión».

El 6 de septiembre de 2017, Van Houten, de 68 años de edad, compareció ante un panel de libertad condicional por 21ª vez. «A decir verdad, cuanto más vieja soy, más difícil me resulta lidiar con todo esto, saber lo que hice, cómo ocurrió», dijo Van Houten al panel de dos personas de la Institución de la Mujer de California en Corona.

Después de dos horas de interrogatorio, el panel encontró a Van Houten apta para la libertad condicional, y tras un proceso de revisión de 120 días, el Gobernador de California, Jerry Brown, debe decidir si la libera, mientras que los abogados de Van Houten argumentaron que se había convertido en una prisionera modelo y que debía ser puesta en libertad, las familias de las víctimas se oponen firmemente a su liberación.

La asesina de Rosemary LaBianca recibiría el beneficio de la libertad condicional.

Su participación en la “familia” y en el sangriento hecho que conmovió a Estados Unidos en el verano de 1969.

“Tomé uno de los cuchillos… y comenzamos a apuñalar y cortar a la mujer”. Esa fue parte de la confesión que realizó Leslie Van Houten en 1971 frente al tribunal que la juzgaba por el crimen de Rosemary LaBianca, ocurrido dos años antes en su casa de Los Ángeles. Junto con ella fue también asesinado su marido, Leno, ejecutivo de un supermercado.

El dramático hecho de la madrugada del 10 de agosto de 1969 fue parte de la serie de crímenes cometidos por los miembros de la “Familia Manson”, unos jóvenes que seguían la “filosofía” de Charles Manson. “Creía que era Jesucristo”, dijo durante el juicio Van Houten, quien en el momento del doble asesinato tenía 19 años. Van Houten, una bella joven con serios problemas de personalidad, una familia disuelta, un aborto a los 14 años y una repentina adicción a las drogas, participó del segundo de los tres múltiples crímenes de los Manson.

TRCBX6GI3NABTB4UGN2FKL263U

Esa noche de verano, en la casa de Los Feliz, una zona residencial de Los Ángeles, la californiana junto con otra seguidora de la “familia” sujetaron a Rosemary, mientras Charles “Tex” Watson apuñalaba a Leno en el living del hogar. Luego, “Tex” le daría a Leslie un cuchillo con el que apuñaló 14 veces a su víctima. “Y tomé uno de los cuchillos, y Patricia tenía otro, y comenzamos a apuñalar y cortar a la mujer”.

“Patricia” es Patricia Krenwinkle, quien además del asesinato de los LaBianca había participado la noche anterior de uno de los crímenes múltiples más famosos de los Estados Unidos: el de la actriz Sharon Tate y de otros cuatro huéspedes que estaban en la mansión del cineasta Roman Polanski en Los Ángeles. La sangrienta escena fue descubierta por una empleada de la familia quien encontraba cuerpos y sangre con cada paso que daba.

Al describir cómo había dado muerte a LaBianca, Van Houten señaló que su víctima había ofrecido resistencia y que en un momento determinado pidió a Patricia que fuera en busca de cuchillos y otros elementos a la cocina. Agregó que en su desesperación por salvar su vida, Rosemary había prometido no avisar a la policía. Pero mientras más veces pronunciaba la palabra “policía” más la enfurecía. Su marido ya había sido asesinado por Watson, quien esperaba el desenlace de la siguiente víctima de “la familia”.

2W476YKVPNG6JBGVYCC73EONSA

La escena del crimen resultó una pesadilla para los agentes de investigación, quien habían visto el mismo patrón en la mansión de los Polanski horas antes. El cuerpo de Rosemary fue encontrado tendido en el suelo del living, al lado del sillón principal. Sus manos, atadas por su espalda y la cabeza cubierta con una funda de almohada. Además de los cortes de cuchillo, fue ahorcada con el cable de una lámpara que estaba aún enchufada a la corriente eléctrica.

En su abdomen podía leerse la palabra “WAR” (guerra). Igual inscripción fue hecha sobre el cuerpo de Leno. Cerca de sus ombligos tenían clavado un tenedor, el que fuera utilizado para escribir en su piel. Luego, con la sangre de las víctimas, los miembros de la “Familia Manson” escribirían consignas en las paredes. “DEATH TO PIGS” (“muerte a los cerdos“) y “HEALTER SKELTER“, una referencia mal escrita a la canción de The Beatles, banda musical en la cual decían inspirarse por mandato de Manson.

 AP 163

Durante el juicio, el defensor de los asesinos intentó convencer al jurado con un argumento absurdo: “Si creen que estas mujeres y el señor Watson eran extensiones del señor Manson -sus piernas y brazos-, si creen que eran robots, no pueden ser encontrados culpables de asesinato premeditado“, expresó Maxwell Keith. Los miembros del jurado no hicieron caso de esa teoría. En tanto, Leslie continuaba “hiptonizada” por MansonAl día siguiente de que éste se inscribiera una cruz esvástica en su rostro, ella se hizo un corte con forma de cruz en su frente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s